Desde el oriente…

Trajes que simulan ser un sumo de lucha, donde no solo juegan los chicos sino también los grandes. No vas a poder parar de reírte.